EN NAVIDAD, LOS NIÑOS TAMBIÉN COGEN EN LA COCINA

jueves, 3 de agosto de 2017

PASAR TIEMPO CON LOS PEQUES: JUEGOS DE MESA: CARTAS

En verano es el momento ideal para enganchar a nuestros hijos (si no lo están ya) a los juegos en familia. Lo más recurrido suele ser las cartas, ocupan poco, por lo que te las puedes llevar a cualquier sitio, pueden llegar a ser muy divertidas y nos proporcionan la posibilidad de que a la vez que juegan cojan habilidades importantes.

https://pixabay.com/es/cartas-baraja-magia-416960/

BENEFICIOS

Para empezar os voy a decir que Tati Poppins tiene las manos muy pequeñas y no puede coger muchas cartas, pero intenta apañarse para no necesitar ayuda, ¡no le gusta que le veamos las cartas! Eso es un punto para mi. Intenta tener una autonomía que en otras cosas ni lo pensaría.

Cuando no se las puede organizar como ella quiere en la mano, hace montoncitos y para que no le metamos prisa intenta hacerlos sin mirar, por lo que también está haciendo trabajar a su cabeza para memorizar. Ooootro punto para Mammy Poppins.

Nada que decir del rato que no están con la consola, móvil o cualquier otro dispositivo que les/nos hace estar cada vez más distantes entre nosotros mismos. ¡¡Super punto para Mammy!!

Y el punto que más me gusta, el buen rato que pasamos juntos, desde que empezamos no paramos de intentar picarnos, tanto el que pierde como el que gana lo pasa genial.


JUEGOS

El burro: Hay muchas versiones, pero os voy a explicar como jugamos nosotros.
Repartimos 4 cartas por jugador, previamente separadas por palos y sacamos a la mesa palos completos para todos los jugadores. 
El objetivo es conseguir todas tus cartas del mismo palo, las que no te convienen las cambias con el jugador de tu derecha diciendo cambio.
El que antes consiga tener el polo completo pone una mano en el centro de la mesa diciendo ¡BURRO! y el resto de jugadores también tienen que poner una mano encima de la primera.
Es un juego muy rápido, los nervios no nos deja coger las cartas, las pasan lejos para complicarlo un poco y a la hora de poner la mano en el centro... ¡Es una locura! Los gritos y carcajadas se oyen desde la calle, pero en ese momento nos da igual. El domingo en las piscinas eramos la envidia de todo el césped, al menos todos nos señalaban, aun que ... Pensándolo un poco, era después de comer, lo mismo no les dejábamos dormir la siesta. 😌


Mentiroso:  El objetivo es quedarte sin cartas cuanto antes. Se reparten todas las cartas. Consiste en como dice su nombre mentir, o no, dependiendo de tus cartas. tenemos que ir dejando en la mesa y boca abajo las cartas a la vez que cantamos lo que se supone que es, (siempre del mismo palo) 2 reyes o 1 cinco. El que va detrás de ti, se lo puede creer o no. Si lo cree sigue cantando y soltando cartas del mismo palo que tu. Si no lo cree las levanta. Si es verdad lo que has cantado, todo lo que hay en la mesa pasa a formar parte de sus cartas (se las chupa), pero si es mentira, te las quedas tu.
Parece lioso, pero sólo es cuestión de ponerlo en práctica y "saber mentir"


El uno: Que decir de este juego, ¡es un lio!
El objetivo es quedarte sin cartas, pero claro, no es fácil.
Se reparten 7 cartas por cada jugador y una se deja boca arriba en la mesa, cada jugador va tirando una carta por turno y tiene que ser de igual numero o color que la ultima de la mesa, si no tienes coges una del montón, si aun así no la consigues, pasas. Hasta aquí bien. Cuando se complica es con las cartas "especiales" que son las que más les gusta a los nenes, está el +2, si el de delante la tira, tu te coges 2 cartas del montón. La que tiene como una señal de prohibido, pues esa te deja sin tirar un turno.
La de las flechas, cambio de sentido.
La del circulo en grande con los 4 colores, puedes elegir el color para el siguiente jugador. La de +4 y con cuadrados de colores ¡Se chupa 4! y ¡elijo color!

Sinceramente, con este juego a mi me lian, nunca se si me toca a mi o le toca a de mi izquierda...
Pero las caras que ponen cada vez que me toca chuparme cartas o pierdo turno son para comerselos. 

La verdad que con este juego se suelen compinchar para que pierda yo, voy a tener que practicar más para que se queden con las ganas.



Sólo os he hablado de tres juegos, pero seguro que les sacais muy buen partido. Si no me crees, sólo tienes que poner manos a la obra.

¿Sabes cual es mi secreto para que el que no quiera jugar al final no lo pueda remediar y caiga en las redes de nuestro juego?
Cuando estamos jugando, todo es risas y ruido. Pero un poco más fuerte de lo normal, para que me oigan. De esa forma le pica la curiosidad o simplemente no les dejamos oir la tele 😈  La cuestión es que termina jugando hasta Abu Poppins.

¡Pruebalo y me cuentas!

Nos vemos la próxima semana...

No hay comentarios

Publicar un comentario

Mammy Poppins © - DISEÑADO POR HERPARK